El Héroe de las Noches

El superhombre estaba a punto de embarcar, y aunque sus huellas por el Viejo Continente habían sido lo suficientemente fuertes como para nunca más borrarse, los miles y miles de fieles del Submarino Amarillo aún no encontraban las palabras de agradecimiento por las Semifinales de Champions League en 2006. Juan Román Riquelme tenía ahora otra meta. Y el 14 de febrero, día en que el amor cobra intensidad, en el año 2007, el diez y la Copa Libertadores comenzaron una nueva relación con la camiseta de Boca. Bolívar, Cienciano y Toluca fueron los rivales en la fase de grupos: altura para jugar de visitantes y estadios ajenos por sanción en los de local.

El equipo dirigido por Miguel Angel Russo consiguió la madurez necesaria. Ibarra atacaba desde la derecha, Clemente desde la izquierda, y Palacio y Palermo arriba hacían lo suyo. Todo comandado por la mente brillante de Román, dueño y eje del equipo, goleador con 8 tantos y actuaciones sobervias. El 20 de junio, después de un largo camino, Porto Alegre fue el escenario de festejo: otra vez, el héroe conquistaba América y el escudo de Boca se adjudicaba una nueva batalla.

by Matías Russo
Back to Top